Los 5 mejores aceites vegetales y macerados para nutrir tu piel

¿Piel dañada, reseca, deshidratada…? Descubre los 5 mejores aceites vegetales y macerados para nutrir tu piel

 

Bienvenidos un día más al blog de Essenciales dónde un día más vamos a tratar de resolver algunos problemas del día a día, en concreto hoy nos queremos centrar en las pieles que sufren sequedad y deshidratación. En su día os hablamos de las mejores cremas caseras para cuidar tu piel. Ahora te descrubirmos los 5 mejores aceites vegetales y macerados para nutrir tu piel.

¿Qué es un aceite vegetal?

Los aceites vegetales son un grupo de grasas que se derivan de algunas semillas, nueces, granos de cereales y frutas. Es importante comprender que no todos estos aceites vegetales son aceites líquidos a temperatura ambiente. Además, no todos los aceites vegetales se producen en cantidades comerciales, y de los que se producen, no todos se consideran comestibles en el sentido de ser un componente dietético típico.

 

¿Qué son los macerados?

Los aceites macerados son aceites vegetales a los que se han añadido otros elementos, como hierbas. La maceración es una técnica extractiva que se realiza a temperatura ambiente. Consiste en sumergir una planta en un líquido (agua, aceite, alcohol, etc.) dentro de un recipiente hermético, durante un tiempo variable en función del material vegetal y líquido utilizado.

Antes de ser procesada, la planta debe separarse de materiales extraños como tierra vegetal, guijarros o rocas, malezas y materiales no aptos para la extracción. El material vegetal se puede utilizar en fresco o seco según el producto deseado.

 

Piel seca y deshidratada, ¿Cómo identificarla?

La piel seca suele ser temporal o estacional (por ejemplo, es posible que solo la tengas en invierno) o es posible que debas tratarla a largo plazo. Los signos y síntomas de la piel seca pueden variar según su edad, estado de salud, tono de piel, entorno de vida y exposición al sol. Incluyen:

  • Sensación de tirantez en la piel
  • Piel que se siente y se ve áspera
  • Picazón (prurito)
  • Descamación leve a severa de la piel, lo que provoca el aspecto ceniciento que puede afectar la piel seca marrón y negra.
  • Descamación o descamación leve a severa
  • Pierna con aspecto de “cauce seco” agrietado
  • Líneas finas o grietas
  • Piel que varía de rojiza sobre piel blanca a grisácea sobre piel morena y negra
  • Grietas profundas que pueden sangrar

Hidratarnos por dentro es también de vital importancia para nuestra piel, así que ten siempre una botellita cerca e intentad beber de vez en cuando.

 

Los 5 mejores aceites vegetales y macerados para nutrir tu piel.

Macerado de zanahoria

El macerado de zanahoria natural no puede faltar en toda loción de bronceado y en el posterior cuidado de la piel tras tomar el sol. Esta maravilla de la cosmética natural es, además, un fantástico remedio para suavizar arrugas, embellecer el tono de la piel, prolongar el bronceado y aportar antioxidantes. El macerado de zanahoria natural es conocido por facilitar y prolongar el bronceado. Este macerado de zanahoria aporta buen aspecto e ilumina la complexión de la piel. Después exponer la piel al sol este aceite ayudará a mantener el color y retrasará la aparición de arrugas, suavizando y regenerando la piel.

Aceite vegetal de coco

El aceite de coco es uno de los mejores aliados para la belleza que podemos encontrar en nuestra naturaleza. El coco ha sido usado desde la antigüedad por sus propiedades para la salud. Con el tiempo, este súper hidratante también se ha convertido en uno de los mejores productos para el cuidado de la piel y el cabello.

Macerado de centella asiática

Ya venerado desde la antigüedad en Asia, merece ser apodado como el aceite de la eterna juventud. La Centella Asiática posee cualidades idóneas y sus propiedades antiinflamatorias, cicatrizantes, hidratantes, antisépticas, antioxidantes, antifúngicas y venotónicas lo hacen ideal para ser aplicado tras esas agresiones a la piel que nos envejecen tales como irritaciones, oxidación, sequedad, quemaduras solares o sesiones de afeitado y depilación. También es un gran anticelulítico, regenerador y reparador gracias a su capacidad de activación fibroblástica y la producción de colágenos.

  • Post depilación o afeitado
  • Cuidado de cicatrices y queloides
  • Anticelulítico
  • Psoriasis y caspa
  • Hidratación

Aceite vegetal de almendra dulce

El aceite de almendras dulces es el rey de los aceites para pieles sensibles.  Cuida tu piel como ningún otro y su efecto calmante ayuda a revitalizar el cutis y el cabello de las inclemencias de la edad.

Macerado de caléndula

El aceite macerado de caléndula posee propiedades antiinflamatorias, antisépticas, antiespasmódicas, antibacterianas, fungicidas, cicatrizantes, antiulcerosa, emoliente, amenagoga, colérica y vulneraria. Contiene flavonoides y antioxidantes muy valiosos para el organismo.

Así pues, el aceite de caléndula, resulta muy adecuado para tratar eczemas, cortes, quemaduras solares, dermatitis, dermatits del pañal, varices, pieles inflamadas, pechos agrietados, acné, verrugas e incluso picaduras de insecto.

Este macerado natural puede usarse como aceite portador y es el principal componente de muchas cremas de belleza y cuidado de la piel.

Ya conocéis los aceites y macerados vegetales que nos ayudarán a nutrir nuestra piel, pero ahora…

 

 

Esperamos que estos aceites vegetales y macerados os ayuden a cuidar y nutrir la piel, ¿Qué aceite/macerado probarás primero?