8M: Día de la mujer

La reina de los aceites esenciales

Bienvenidos un día más al blog de Essenciales, hoy celebramos un día muy especial: el día de la mujer.  Y para rendirnos homenaje vamos a recordar a una de las mujeres más castigadas por la historia, se trata de la gran faraón Cleopatra.

Cleopatra fue una mujer luchadora, implicada en su pueblo y fiel a la mezcla de sus orígenes y culturas. Cleopatra fue la última gobernante de la dinastía ptolomaica del Antiguo Egipto. Era descendiente de Ptolomeo I Sóter, fundador de la dinastía, un general grecomacedonio de Alejandro Magno. Con su muerte se acabó el periodo helenístico y Egipto pasó a ser una provincia del Imperio Romano.

Cleopatra fue criticada y despreciada por las altas esferas desde su inicio:

A pesar de que su pueblo la adorase, la historia, la literatura y el cine han hecho que llegue a la actualidad esa imagen retorcida de la faraón: una seductora que utilizaba sus atributos para engatusar a los hombres y que su única motivación era el engaño, la trampa y los arrebatos sexuales.

Pero la realidad no puede estar más lejos, Cleopatra era una mujer fuerte, que entró al trono de manera precipitada y en una situación crítica: malas cosechas, hambre y la amenaza constante de Roma de atacarles sino seguían pagando sus tributos y costeando sus guerras.

 

Menospreciada por sus hermanos, que a pesar de ser menores que ella, hubo varias guerras y traiciones antes de que la faraón se estableciera de manera unánime en el trono de Egipto.

El cine y la literatura nos han hecho llegar una imagen muy sensual de Cleopatra y sus  amoríos:

 

En un principio y tras el acoso romano, Cleopatra se vio obligada a recibir y agasajar a Julio César, él quedó embaucado por la belleza de las tierras egipcias y pasó largos periodos en Egipto con la faraón. Ella también le visitó en una ocasión en la capital romana pero su recibimiento no fue tan grato como el de él en su tierra, la acusaron de tener hechizado al César y de ser una mujer descarada y con aires de grandeza…al fin y al cabo era la gobernante de un gran país.

A la muerte del César a manos de sus discípulos y compañeros, Cleopatra temió por su reino y por su hijo Cesarión, que iba a convertirse en el próximo faraón. Sus sospechas no iban mal encaminadas ya que César en su testamento la repudió y no dejó nada al hijo que compartían.

Tras la muerte de Julio César:

El imperioromano se repartió entre dos de sus aliados: Marco Antonio y Octavio Augusto; tras algunas discrepancias entre los dos gobernantes, Cleopatra se decantó por apoyar a Marco Antonio, ya que se conocieron en su visita a Roma. Entre ambos surgió el amor, y una vez más el romano quedó impresionado por la belleza de Egipto.  Tras varias guerras fallidas por parte de Marco Antonio y sus cuantiosas discrepancias con Octavio, llegó un momento en el que el pueblo romano dejó de creer en Marco Antonio pues creían que la faraón le tenía embaucado y que no le dejaba gobernar adecuadamente.

El fin de la historia ya la conocemos:

Marco Antonio se suicidó al verse perder la batalla en Egipto contra Octavio y Cleopatra se suicidó días después en el sepulcro de él, ya que no quería ser una esclava de Roma, y menos aún de Octavio. Cuando la faraón murió, Octavio Augusto asesinó a su hijo mayor, Cesarión, y dio a los hijos que había tenido Cleopatra con Marco Antonio a su hermana Octavia, ya que era la esposa de Marco Antonio.

Y así terminó el gran imperio helenístico del Antiguo Egipto, en el que se perdió, entre otras cosas, la gran biblioteca de Alejandría la cual contenía grandes sabidurías de tiempos antiguos.

Tras este paseo por la historia nos vamos a centrar en el uso de la faraón de los aceites esenciales:

Historia de los aceites esenciales: Cleopatra

Con sus conocimientos de cosmética y belleza abrió su propio Oasis o Spa como lo llamaríamos hoy. Su balneario estaba situado en En Ghedi, cerca del Mar Muerto. Las ruinas de su balneario muestran una sala de espera con bancos de piedra y varias salas de tratamiento. Cleopatra también escribió un libro llamado Cleopatra Gynaeciarum Libri hacia el año 50 a.C., que desgraciadamente se ha perdido, pero otras referencias dicen que contenía recetas de combinaciones de aceites esenciales y productos de belleza.

Arqueólogos recrean los perfumes que utilizaban los habitantes, como Cleopatra, del antiguo Egipto - National Geographic en Español

La importancia del aroma:

Profesor de Historia, Geografía y Arte: Antiguo EgiptoCleopatra navegaba por el Nilo en su barcaza decorada con  velas perfumadas con mirra, canela y cardamomo un aroma picante y ligeramente almizclado que flotaba por toda la ciudad. También se dice que su piel brillaba con aceite todo el tiempo, lo que aumentaba su seductora belleza. Y que utilizaba paquetes de barro mezclados con estiércol de cocodrilo para mantener su cutis saludable, este paso lo vemos un poco más complicado en la actualidad, aunque todo es probar.

 

Baños e higiene:

Otro secreto de belleza que se ha conservado es el de los baños de leche. La leche es muy nutritiva e hidratante para la piel y es maravillosa para usar en  jabones. Pruébalo tú misma esta noche, aquí tienes una receta similar a la que habría utilizado Cleopatra:

Ingredientes:

  • 1/4 de taza de leche en polvo o ¼ de taza de leche fresca
  • 1/4 de taza de miel
  • 1 cucharadita de aceite de jojoba o de almendras

 

Los siguientes aceites se echarán entre 5 y 10 gotas en total.

En un recipiente grande, mezclamos los aceites esenciales con la leche en polvo para que sean solubles, y dejamos absorber, a continuación los agregamos a la bañera ya llena  con agua tibia- caliente y agregamos el resto de ingredientes. Recordamos salir con precaución de la bañera ya que puede resbalar.  Disfruta sintiéndote como una faraón egipcia por una noche. Recordamos salir con precaución de la bañera ya que puede resbalar.

Blog del IES Laguna de Tollón: Cuidados de belleza y ...

– Su champú:

El champú no existía en la antigüedad, así que Cleopatra creó el suyo propio utilizando yemas de huevo para dar brillo y fuerza al cabello. Las yemas se batían con la adición de aceite de almendras y miel y se frotaban en las raíces del cabello, para luego lavarlo. Para restaurar el cabello dañado, la reina utilizaba una mezcla de 3 cucharadas de miel y 1 cucharada de aceite de ricino.

Al igual que aromatizaba su ciudad, Cleopatra tenía sus propios trucos para oler bien utilizaba aceites naturales de rosa, incienso, ciprés y neroli para su perfume.

La faraona conocía bien los efectos que tienen los aromas en las personas y así los utilizaba para sus intereses.

Esperamos que os haya gustado este artículo y que os animéis a investigar más sobre la vida de Cleopatra, la reina estratega del Antiguo Egipto. Si os interesa, gran parte de la información que hoy os hemos traído es del libro: Cleopatra de RBA de la serie de libros Poderosas, muy recomendados.

 

Powerful and beautiful - what an awesome Queen | Facts ...

 

 

Felicidades a todas las mujeres y esperamos que os haya gustado el artículo y que os resulte de provecho. Aprovechamos para recordaros que nos podéis dejar vuestros comentarios o dudas tanto aquí en el blog como en redes sociales o contactando con nosotros en nuestro correo electrónico soporte@essenciales.com.

Os leemos!!!