Aceite Esencial de Lavanda

Nuevo producto

Lavandula angustifolia

ACEITE ESENCIAL 100% PURO Y NATURAL
El aceite esencial de Lavanda es el rey de los aceites esenciales, conocido en todo el mundo como un gran calmante, gracias a sus propiedades relajantes y equilibrantes. Además, tiene una gran reputación por su capacidad regeneradora y reparadora de la piel. Todas estas características hacen de la Lavanda una herramienta maravillosa para nuestra piel.  ¡Y no sólo nuestra piel!  Sus propiedades como antiséptico, calmante del sistema nervioso, antiespasmódico y ansiolítico, entre muchas otras, hace que el aceite esencial de Lavanda sea un básico en nuestros hogares, uno de los reyes de la aromaterapia. En Essenciales podrás comprar aceite esencial de lavanda.

Aceite esencial de grado terapéutico 100% natural

Más detalles

5,95 €

- +

 
Descripción

Propiedades del Aceite esencial de Lavanda

Descontracturante muscular: el aceite esencial de lavanda es uno de los más eficaces para reducir y eliminar contracturas musculares, calambres, y relajar los músculos después de ejercitarlos.

Anti-inflamatoria:  los componentes de la lavanda ayudan a reducir la inflamación cuando se utiliza de forma tópica sobre la zona afectada.

Antiséptico general y respiratorio: la lavanda tiene la capacidad de eliminar una gran cantidad de bacterias y virus, además de prevenir las posibilidades de infección en una herida o corte.
 
Regenerador y cicatrizante: la lavanda es ideal como tratamiento en problemas de la dermis como el acné, la dermatitis, eccemas o erupciones cutáneas. Sus activos ayudan a limpiar la superficie cutánea y purificarla impidiendo que las bacterias se desarrollen sobre la superficie cutánea. También cicatriza la epidermis en caso de quemaduras por lo que está considerado uno de los mejores aceites esenciales a la hora de regenerar los tejidos.

Ansiolítica, antidepresiva y sedante: tanto en aplicación tópica como por inhalación, la lavanda ayuda en estados de ansiedad, irritabilidad y depresión, siendo también un apoyo para personas que sufren insomnio.

Eleva la autoestima:  además de sus propiedades físicas, la lavanda ayuda a fortalecer nuestra autoestima, siendo de gran apoyo para situaciones difíciles en nuestra vida.

Usos prácticos y aplicaciones del aceite esencial de Lavanda

El aceite esencial de lavanda se ha usado tradicionalmente para ayudar en las siguientes situaciones:

Problemas cutáneos: heridas, cortes, eccemas, psoriasis, prurito, cicatrices, acné...

Sistema nervioso: insomnio, estados depresivos, angustia, ansiedad, irritabilidad, estrés…

Sistema musculoesquelético: calambres, contracturas y espasmos musculares…

Recetas con aceite esencial de Lavanda

EN MASAJE

  • Para descontracturar y relajar la musculatura:  Usar una mezcla de 3-4 gotas de aceite esencial de Lavanda junto otras 3-4 gotas de aceite esencial de Ylang Ylang y 2 gotas de aceite esencial de Manzanilla romana, con una cucharadita de aceite de Cáñamo sobre la musculatura.
  • Para calmar ansiedad y “nervios en el estómago”:  Aplicar 3-4 gotas de aceite esencial Lavanda con 2-3 gotas de aceite esencial Menta Piperita y Mejorana dulce sobre el plexo solar, la nuca y las sienes.

EN DIFUSIÓN

  • Para calmar y relajar durante el día: Añadir 4-5 gotas a un difusor junto con aceite esencial de Limón, Laurel e Incienso.
  • Para relajar e inducir al sueño: Añadir 4-5 gotas a un difusor junto aceite esencial de Ylang Ylang y Mandarina.
  • Para refrescar y calmar el sistema nervioso: Añadir 4-5 gotas a un difusor junto aceite esencial de Menta de campo y Eucalipto Globulus.

EN COSMÉTICA

  • Como regenerador, reparador y perfume natural:  Añadir a nuestra mezcla cosmética (crema, gel, leche corporal...) en un 2% (por ejemplo, 2ml de aceite esencial Lavanda para 100ml de Crema Corporal).
  • Como tónico regenerador y relajante cosmético:  Mezclar 10 gotas de aceite esencial Lavanda con 100ml de Hidrolato de Rosa o Manzanilla. Usar como spray en todo el cuerpo después de la ducha.

EN ALIMENTACIÓN:

  • Limonada relajante de lavanda:  Mezcla el zumo de 2 limones con 2-3 cucharadas de miel, 2 gotas de aceite esencial de lavanda, 2 gotas de aceite esencial de limón y 800ml de agua con gas muy fría.

El aceite esencial de Lavanda combina bien con:

Diluciones recomendadas para el aceite esencial de Lavanda

El aceite esencial de lavanda es de los pocos que se pueden utilizar sin diluir, siempre de forma puntual y evitando zonas sensibles (mucosas, ojos…) para pequeñas picaduras, quemaduras, dolores musculares, etc.

Dilución máxima genérica para uso tópico recomendada en adultos: 10%
Dilución máxima genérica para uso tópico recomendada en niños: 3% (mayores de 6 años)

Los aceites esenciales son sustancias muy concentradas y deben ser diluidas en casi todos los usos. Usa nuestra tabla de diluciones para obtener una idea más detallada acerca del uso correcto de los aceites esenciales:

DILUCIONES DE LOS ACEITES ESENCIALES

Notas de nuestros expertos aromatólogos

“El Aceite Esencial de Lavanda es relajante, equilibrante… un soplo de armonía y paz aromática. Es uno de los aceites más polivalentes, que usaremos en cualquier caso en el que tengamos irritación (tanto en la piel como en nuestro carácter), quemaduras (solares o de otro tipo) o excitación mental, aportando calma y alivio de forma inmediata.”

Luís Rodero, experto en Aromaterapia

Identificación

Nombre botánico: Lavandula angustifolia, Labiatae

Origen: España

Método de extracción: Destilación por arrastre al vapor.

Parte destilada o extraída: Tallos, hojas y flores.

INCI: Lavandula Angustifolia Oil

Seguridad

No utilizar en los 3 primeros meses de embarazo.

Mantener fuera del alcance de los niños.

Algunos de los componentes naturales de este aceite esencial pueden suponer un riesgo de alergia en algunas personas. Siempre realizaremos un test de tolerancia previo a los preparados aplicando unas gotas en el interior del codo.

Uso tópico: Apto en dilución.

Difusor: Apto

Fototoxicidad: No

Sensibilizante: No

Irritante: No

Alérgenos presentes de forma natural en este aceite esencial:

Limoneno <0.8% Linalol <43% Geraniol <0.8% Cumarina <0.2%

Recomendamos siempre consultar las precauciones generales de uso de los aceites esenciales:

La seguridad y los aceites esenciales

Conservación de los aceites esenciales

Igual de importante es saber cómo conservar los aceites esenciales, para asegurar su buen estado y que no se hagan tóxicos o irritantes por oxidación o contaminación. Por lo que recomendamos leer esta pequeña guía:

Conservación de los aceites esenciales

Importante

La información en aceites ofrecida por Essenciales provienen de fuentes populares y tiene únicamente propósitos educativos, con lo que no pretende ofrecer o vender este producto como diagnóstico, tratamiento, cura o prevención de ninguna enfermedad. La Federación Internacional de Aromaterapeutas no recomienda la ingesta o consumo interno de aceites esenciales excepto bajo la estricta supervisión de un médico o doctor cualificado en aromaterapia y fitoterapia clínica. Se recomienda siempre diluir bien los aceites esenciales. Si está embarazada, padece epilepsia, insuficiencia hepática o padece un problema de salud, use los aceites esenciales solo bajo prescripción médica. No use nunca aceites esenciales en niños sin los debidos conocimientos o indicaciones de un profesional.

Nunca ignore el consejo médico profesional.
Essenciales no da consejos médicos ni se involucra en el ejercicio de la medicina.

 
Documentación

Lavanda AE-FT

Ficha técnica del aceite esencial de Lavanda

Documentación (308.55k)

Opiniones de nuestros clientes

Los clientes que compraron este producto también han comprado...

Preguntas Frecuentes

Si usted tiene alguna duda, realice una pregunta frecuente.


Nombre:
Email:
Pregunta:
Yo confirmo que he leído y acepto la Política de Privacidad. Ver Política de Privacidad.

Disculpe las molestias, ha ocurrido un error durante la realización de la pregunta frecuente.
Usted debería aceptar la Política de Privacidad antes de continuar.
La pregunta frecuente ha sido enviada correctamente. Por favor espere a que sea verificada.