Sistema inmunológico y energía, ayúdalos con estos aceites esenciales

Con la llegada del fin del otoño, nos acercamos a la última estación del 2020, un año sin duda nos quedará marcado para siempre. A todo el mundo le ocurre que hay temporadas en las cuáles nos sentimos cansados y sin ganas de nada. Con la situación que estamos viviendo este sentimiento está aumentando ya que es una situación de incertidumbre que nos preocupa y nos absorbe un poco nuestras energías y nuestras ganas de comernos el mundo. Por ello desde el equipo de Essenciales hemos considerado oportuno daros algunos consejos para mejorar el sistema inmunológico y vuestra energía para mejorar las defensas y luchar contra los virus.

 

Aceites esenciales para la energía:

En la aromaterapia, hay varios aceites esenciales que pueden aumentar naturalmente nuestro nivel de energía.  Los siguientes  aceites esenciales pueden utilizarse de forma aromática o tópica para proporcionar energía natural.

 

Aceite esencial de menta piperita

El aceite de menta piperita tiene una multitud de usos, proporcionando beneficios para la salud y funcionando como un limpiador doméstico fragante. El poderoso, agradable y atractivo aroma del aceite esencial de menta piperita es bueno para mejorar los niveles de energía física y mental.

 

-Aceite esencial de romero cineol

Si estás cansado y agotado, y te sientes débil, el romero cineol puede ayudarte a sobrellevarlo. El aceite esencial de romero se encontró en las civilizaciones antiguas y desde entonces se ha utilizado para estimular la circulación sanguínea, combatir la fatiga crónica y mejorar el nivel de alerta.

 

Aceite esencial de naranja

Si alguna vez has exprimido una naranja fresca e inhalado este maravilloso aroma, sabes exactamente a qué huele este aceite esencial. La mejora de los niveles de energía y los sentimientos de felicidad y bienestar serán su recompensa por la aplicación tópica o la difusión del aceite esencial de naranja.

 

-Aceite esencial de tomillo linalol

Conocido por sus propiedades antibacterianas, el aceite esencial de tomillo linalol fortalece el sistema inmunológico, mejora el estado de ánimo, reduce el estrés y promueve naturalmente altos niveles de energía.

 

-Aceite esencial de eucalipto radiata

El aceite de eucalipto radiata estimula el sistema inmunológico, lo que resulta en un aumento de los niveles de energía.

 

Aceite esencial de albahaca

Unas pocas gotas de aceite esencial de albahaca en su difusor pueden superar las sensaciones de pereza y fatiga, así como la niebla cerebral. Puede alternativamente aplastar hojas frescas de albahaca entre su pulgar e índice e inhalar el aroma.

 

Los aceites esenciales de esta lista pueden utilizarse en mezclas o individualmente para obtener beneficios naturales, seguros, mentales y físicos, que aumentan la energía. Algunos funcionan mejor cuando se usan tópicamente y otros ofrecen beneficios más rápidos cuando se liberan a la atmósfera como el aceite esencial de albahaca.

Una sinergia para vuestro difusor puede ser 4 gotas de aceite esencial de naranja o de limón, con 3 gotas de cualquiera de los otros aceites esenciales mencionados como la albahaca o la menta piperita.

En cuanto a la aplicación tópica podéis seleccionar 4 de los aceites esenciales que más os gusten de los mencionados (exceptuando la albahaca que es recomendable usarla en el difusor), y mezclarlos en nuestro roll-on de 3 ml. La mezcla no debe exceder de 10 gotas en total de los aceites esenciales que seleccionéis os recomendamos que elijáis el olor que más os guste y sea el que predomine en la sinergia.

Con estos aceites veréis cómo vuestra energía se renueva y os concede toda la fuerza necesaria para pasar el día a día. Como ya hablamos en anteriores publicaciones estos aceites también sirven para los resfriados, la gripe y la tos. 

 

Aceites esenciales para mejorar el sistema inmunológico:

-Aceite esencial de Ravintsara

Originario de Asia, el Ravintsara es un árbol de tamaño medio con corteza rojiza y hojas de laurel. Su nombre viene del malgache “Ravina” que significa “hoja” y “Tsara” que significa “bueno”. Como su nombre indica, esta planta es buena para todo. Es conocido por sus propiedades purificadoras y fortificantes, muy efectivas. Su fragancia optimizadora y energizante trae una sensación de aire puro dentro de la casa. Finalmente, esta esencia orgánica es un aliado innegable para fortificar el cuerpo en los períodos fríos.

 

Aceite esencial del árbol del té

Según la leyenda, las hojas que han caído a lo largo de los años han macerado en el corazón de una laguna con el poder de curar. Se dice que este lugar sagrado ha proporcionado al arbusto del árbol del té sorprendentes propiedades terapéuticas, para el deleite de los Bundjalungs, el pueblo aborigen de Australia. Utilizado durante miles de años para aliviar dolencias diarias menores, el aceite esencial del árbol del té también tiene propiedades tonificantes muy valiosas para fortalecer el cuerpo en invierno.

 

Aceite esencial de romero  alcanfor

El romero es un arbusto originario de las garrigas y maquis, y es uno de los componentes de las famosas “herbes de Provence”. Cultivada en Francia, esta planta aromática se produce en el borde del Mediterráneo, donde florece plenamente. El aceite esencial de romero  alcanfor es conocido por sus virtudes tonificantes. Su fragancia relajante y optimizadora aporta confort, flexibilidad y relajación al cuerpo.

 

Aceite esencial de eucalipto radiata

El eucalipto radiata es un arbusto más o menos grande con un tronco de color gris azulado. Se diferencia de otras variedades de eucalipto por su agradable fragancia alcanforada. Originaria de Australia y África, se ha aclimatado perfectamente al suave clima mediterráneo. El aceite esencial de eucalipto radiata es conocido por su excelente tolerancia cutánea, lo que lo convierte en un aliado para toda la familia. Reconocida como purificadora y refrescante, esta esencia se utiliza muy a menudo por sus virtudes estimulantes y energizantes que perfuman toda la casa y purifican el aire.

Consejos de uso para estos aceites esenciales:

-Utilice siempre el aceite esencial diluido con un aceite vegetal o portador.

-No utilizar en mujeres embarazadas o en período de lactancia, en niños menores de 3 años, en casos de epilepsia, asma o alergia a cualquiera de sus componentes.

Esperamos que estos consejos os ayuden a combatir los resfriados este otoño, cuidaos mucho y tomad precauciones.